viernes, 3 de agosto de 2007

LA ESCUELA NUEVA.

La escuela nueva se refiere a uno de los más importantes movimientos educativos, que acoge una serie de principios que revisan y reforman las formas tradicionales de educación. Aparece a finales del sigo XIX y perduró hasta después de la segunda guerra mundial. La expresión "Escuela nueva" se le aplica a aquellas instituciones escolares en las que se intentó lograr una renovación, en un primer momento también llamada "escuela diferente".

En este sentido, conviene diferenciar los conceptos de:
- escuela nueva.
- escuela activa.
- escuela moderna.
- escuela única.

Todos estos términos tienen mucho de común y con frecuencia de emplean como equivalentes, salvo el de escuela única que está referido a una aspiración, finalmente alcanzada, de concebir la educación primaria y la secundaria como un todo unificado. En realidad, el término que más fortuna tuvo fue el de escuela nueva, aunque en América latina se utilizó preferentemente el de escuela activa.

Hay que recordar que en todas las épocas es posible hablar de escuela nueva para referirse a una escuela que se renueva, que cambia, se adapta a los nuevos tiempos y, en esa medida, se distingue de la escuela tradicional. A este respecto conviene saber que, en diversos países americanos, existen en la actualidad movimientos de escuela nueva, que se ocupan de actividades escolares renovadoras, diferentes a las que se venían aplicando en esos países con anterioridad.

La escuela nueva a la que nos referimos no es a cualquier escuela renovadora sino al poderoso movimiento educativo que surge a finales del siglo XIX y se extiende hasta después de la segunda guerra mundial, que tiene sus antecedentes en las ideas de pedagogos, filósofos, psicólogos, etc., y entre los representantes más conocidos se puede destacar: Rosseau, Pestalozzi, Frobel y la escuela de Yasnaina Poliana del escritor ruso L. Tolstoi.

No fue un movimiento educativo uniforme ligado a un sistema educativo concreto sino que acogió a los ensayos que se realizaban en la época como alternativa a la escuela tradicional, tuvo sus asociaciones, revistas, congresos y su propio ideario y finalmente se disolvió y confundió en buena parte con la educación democrática que, a partir de la segunda guerra mundial, se extendió por el mundo auspiciada por los organismos internacionales y los países del primer mundo.

Las primeras escuelas nuevas aparecieron en:

- Inglaterra: The new school, creada por C. Reddie en 1889 en una finca en el campo de Abbotsholme, inaugura la serie de instituciones que surgen por aquella época con la misma intención de renovar la enseñanza y acercar la escuela a la vida y a la naturaleza. Sus ideas principales se centraban en un concepto de la escuela como fuente de experiencia, actividad y estimulación para el aprendizaje, el contacto con la naturaleza y la vinculación de la teoría con la práctica.

- Alemania, la primera escuela en esta línea -Landerzihungshein- fue creada por H. Lietz en 1898, después de visitar Abbotsholme. Uno e sus colaboradores, G. Wineken, fundo las "Comunidades escolares libres", a través de cuales pretendía una transformación social.

-Francia.
-Bélgica.
-Suiza.
-Italia a partir de 1880.

El desarrollo de experiencias educativas coincidió en el tiempo con los avances científicos en el campo de la psicología, la biología y la reflexión en torno a los mecanismos de aprendizaje. Se crearon las bases de un pedagogía y una didáctica experimentales, apoyadas en los avances de las ciencias humanas y sociales.

Las inquietudes por provocar una renovación profunda en el campo de la educación estaban influidas entre otros factores, por el cambio de las sociedades industrializadas, que a lo largo del siglo XIX experimentaban una diversificación del alumnado, debido a la institucionalización y la expansión a la enseñanza a capas de la sociedad que anteriormente no habían tenido acceso a la educación. La consecuencia de la existencia de un alumnado con diferentes características sociales, de salud, económicas y de capacidad, era la conclusión de que el método de enseñanza ya no podía ser único para todos los alumnos. La diversificación del alumnado reclamaba también variedad en la metodología y un replanteamiento del papel de la escuela, además de la investigación sobre el desarrollo físico y mental del niño y el análisis de las condiciones de ese desarrollo. a través de estudios especializados.

Las características más destacadas del movimiento de la escuela nueva son:

-Dura crítica hacia la escuela tradicional. Los educadores de la escuela nueva rechazaban varios puntos fundamentales, como era el papel protagonista del maestro en la enseñanza, como responsable de la gestión educativa, como figura que representa poder.

- Otro punto de la crítica era el programa centrado en una organización minuciosa de los conocimientos, y sin tener en cuenta ni intereses ni la evolución psicológica de alumno.

-También rechazó la idea del memorismo, el hecho de que la educación se ciñera a un manual escolar, en el que venía especificado todo lo que los alumnos debían saber y que evitaba cualquier iniciativa o espontaneidad por parte de los alumnos.

La escuela nueva por el contrario defiende la idea de que la enseñanza debe basarse en los intereses y necesidades de los alumnos, debe enseñar la teoría vinculada a la práctica. La actividad es uno de los principios fundamentales y esto significa que en la práctica educativa cobra especial importancia la libertad para que pudiera surgir esa actividad, la creatividad, la autonomía, la espontaneidad, la investigación, la observación. El profesor ocupa un papel de guía para sus alumnos, pero la enseñanza no está centrada en él, el verdadero protagonista es el alumno, el paidocentrismo sustituye al magistrocentrismo. Se prescinde en lo posible de los libros, y la escuela se convierte en la vida misma, lo que incluye la convivencia, ya que estas escuelas estaban conceptuadas como internados, donde la comunidad era el centro de la vida escolar.
Surgieron asociaciones formadas por profesionales de la educación y revistas especializadas en diversos países europeos y americanos. En 1899 se fundó el Bureau international des Éscoles Nouvelles, dirigido por Adolfo Ferriére, en Ginebra, que se convirtió en el centro de fomento y coordinación de los temas de educación nueva; de hecho en 1906, Claparéde creó allí el seminario de psicológica y en la misma universidad de Ginebra se crearía en 1912 el emblemático Instituto J. J. Rousseau.

Las líneas más importantes del movimiento quedaron vertebradas en torno a los siguientes cuatro momentos:

* La creación de las primeras escuelas nuevas en Europa y América, entre 1889 y 1900.

*La formulación de las nuevas ideas educativas, uniendo teoría y práctica, junto con la iniciación de dos corrients: pragmatismo (filosofía educativa del americano J. Dewey) y la escuela del trabajo de Kerschensteiner.

*La renovación metodológica. Creación y publicación Europea de los primeros métodos didácticos activos entre 1907 y 1918. Nacen los métodos Montessori y el de Decroly y el plan Dalton y el sistema Winnetka.

*La creación en Calais, en 1921, de la liga international pour l´éducation nouvelle significó un importante avance organizativo y de coordinación. Sus treinta bases significaron un decisivo avance de clarificación en los objetivos y finalidades del movimiento, por fin la escuela nueva tenía un programa y unos principios a desarrollar.

En Estados Unidos, también surge un tipo de escuela progresiva equivalente a la escuela nueva europea. Su objetivo fundamental es el de la transformación de la sociedad por la educación. Su fundamental pensador es el filósofo americano J. Dewey (1859-1952), cuya filosofía cuestionaba radicalmente la teoría del conocimiento vigente -lo que diferenciaba esta filosofía de la escuela nueva-. en común tenía con la escuela nueva la crítica a la escuela tradicional, sus contenidos y sus métodos.

Esta corriente educativa tuvo gran importancia en las tres primeras décadas del siglo XX, y consiguió el objetivo inicial, el de transformar la escuela. La asociación de la escuela progresiva se basó en siete puntos fundamentales para mejorar la escuela elemental:

1. libertad para el natural desarrollo.
2. el interés como motivo de todo trabajo.
3. el maestro como guía.
4. estudio científico de la evolución de los niños.
5. mayor atención a todo lo que afecta al desarrollo del niño.
6. la cooperación entre escuela y hogar.
7. la escuela progresista.

La escuela nueva rechaza el formalismo y el intelectualismo, en la base de su programa y de sus métodos está la preocupación por los intereses y necesidades del niño en su conjunto (afectividad, inteligencia y voluntad) concebido como centro del proceso de enseñanza-aprendizaje adaptado a los ritmos de aprendizaje individual y al trabajo en grupo. En síntesis, las ideas que representan al movimiento son: la escuela debe estar situada en la vida, la escuela debe girar en torno a los intereses del niño, la escuela debe ser activa, la escuela debe ser una auténtica comunidad vital, es necesario revalorizar el papel del maestro.

Pero el movimiento de escuela nueva también ha tenido sus detractores. Las principales críticas que se le han hecho al movimiento pueden sintetizarse en las siguientes:

1. La educación progresiva es una improvisación no planeada.
2. Se proporcionan escasos conocimientos.
3. Los maestros que participen en esta educación debían estar excepcionalmente bien preparados.
4. No atiende adecuadamente a la formación intelectual.
5. Este antiintelectualismo convierte a la escuela en cetro recreativo.
6. Pocos alumnos eligen cursos básicos difíciles.
7. Desprecia el conocimiento a favor de la actividad, no existe disciplina suficiente.